Experiencias

Tren Patagónico

De todas las maneras que el visitante tiene de conocer y recorrer nuestra provincia hay una muy especial: a bordo del Tren Patagónico.

La historia de este tren, que permite llegar a San Carlos de Bariloche desde Viedma y San Antonio Oeste, se remonta a las primeras décadas del siglo XX, cuando se proyectó su trazado para conectar las zonas productoras de la cordillerana con el puerto en la costa atlántica. En aquellos años, con el tendido de las vías por la zona sur de la provincia, surgieron algunos pueblos que fueron desarrollándose junto con el ferrocarril.

Actualmente, casi cien años después, el Tren Patagónico sigue funcionando y brinda un servicio esencial a los pobladores y visitantes. Es además un medio de transporte indispensable para los habitantes de las localidades más aisladas de la estepa.

Pero el Tren Patagónico también resulta un gran atractivo para los turistas que quieren revivir la épica y la aventura de un viaje histórico que es, además, un viaje a nuestra identidad y cultura rionegrina y patagónica.

El Tren Patagónico cubre un itinerario de más de 800 kilómetros con dos servicios semanales. Uno de ellos, que corre todo el año, une Viedma y San Carlos de Bariloche. Un segundo servicio, que opera en la temporada de verano, va de San Antonio Oeste a Bariloche, y apunta a facilitar el movimiento de los turistas por la provincia. Este segundo recorrido se realiza en un coche motor nuevo y con capacidad para 106 pasajeros. En su camino, estos recorridos pasan por las localidades de Valcheta, Ramos Mexía, Sierra Colorada, Los Menucos, Maquinchao, Ingeniero Jacobacci, Clemente Onelli, Comallo, y Pilcaniyeu, entre otros.

En sus recorridos es posible disfrutar de la transición que ocurre con los paisajes, que van desde la costa atlántica, pasando por la estepa y llegando hasta la Cordillera de los Andes. La mayor extensión del trayecto que atraviesa la estepa pasa por diferentes localidades ubicadas al pie de la Meseta de Somuncurá y es posible observar la singular geografía de cerros, pequeñas lagunas y salitrales de esta zona.

En el caso de la formación clásica que une Viedma con Bariloche, los pasajeros disponen de tres categorías de vagones para viajar en Primera, Pullman o Camarotes, además de vagón comedor y vagones para transportar vehículos.

El Tren Patagónico tiene un cronograma de salidas semanal en sus dos recorridos. De Viedma los viernes a las 18:00 hs y llega a Bariloche los sábados a las 12:30 hs. Y desde Bariloche sale los domingos a las 17:00 para llegar a Viedma los lunes a las 12:30 hs. Para el servicio semanal que opera en el verano, la salida es desde San Antonio Oeste los domingos a las 19:15, y llega a Bariloche el lunes a las 9:40. Y desde Bariloche sale los jueves a las 18, para arribar a San Antonio Oeste el viernes a las 7:40.

Para completar el panorama ferroviario de Río Negro ​hay que sumar el servicio de La Trochita que sale desde Ingeniero Jacobacci.
 


Fotos

x